En los últimos años, la digitalización de los negocios ha favorecido un crecimiento exponencial del sector del comercio electrónico, una tendencia que capta un número importante de usuarios, desencadenando nuevos hábitos de compra y un uso cada vez mayor de los canales digitales.

El número de personas que compran online utilizando un smartphone aumenta año tras año, generando un intenso volumen de negocio: En 2019, se produjo un descenso en la navegación de escritorio de 35,4 a 28,4 millones de usuarios al mes, con un uso del móvil igual al 67%.

Las encuestas realizadas por el consorcio Netcomm muestran que en Italia el sector del comercio electrónico está en constante crecimiento, con la posibilidad de alcanzar un aumento del 55%: esta tendencia positiva está involucrando cada vez más sectores, incluso aquellos que inicialmente parecían estar casi completamente excluidos, como los muebles, el mercado farmacéutico, el del bienestar y la belleza.

Pero, ¿cuáles son los sectores del comercio electrónico que más crecen?

Las compras online han alcanzado los 32,4 billones de euros.

El sector de la alimentación registró un crecimiento del 70%.

E-commerce: sectores de mayor crecimiento

El comercio electrónico B2C en España cerró el año 2020 con un balance positivo de crecimiento. Las compras online parecen haber alcanzado los 32.400 millones de euros, con tendencias diferentes en los distintos sectores: el sector relacionado con productos mostró un aumento del 45%, equivalente a 25.900 millones de euros, mientras que, en el caso de los servicios, por el contrario, se produjo un descenso del 52%, con un valor total de las compras de 6.500 millones de euros.

Las empresas de comercio electrónico que más crecen son las que se dedican a la venta de productos de primera necesidad, como el sector alimentario y el farmacéutico, mientras que se ha producido un fuerte descenso en los sectores de viajes y ropa.

De hecho, si antes el comercio electrónico que más éxito tenía era el recreativo, hoy la tendencia ha cambiado considerablemente: por ejemplo, cada vez más personas prefieren hacer sus compras por Internet. Por ello, muchos supermercados están diversificando la oferta de productos dirigiéndose a un nicho específico de usuarios, que están interesados en disponer de servicios adicionales.

En concreto, el segmento de Alimentación y Comestibles, cuyo valor ronda los 2.710 millones de euros, registró un crecimiento del 70% en 2020 respecto a 2019. El 88% de este valor está representado por la alimentación, gracias a la contribución ventas de alimentos frescos, alimentos secos y bebidas alcohólicas.

La mejora de la logística, la eficacia de las entregas, el creciente uso de la tecnología y los nuevos formatos propuestos para los pedidos en línea junto con los métodos de pago, han fomentado las compras y favorecido el crecimiento del número de aplicaciones para la entrega de alimentos a domicilio.

Según datos de Netcomm, la entrega de alimentos fue uno de los sectores que registró un aumento de la demanda que se triplicó y generó un valor estimado de más de 700 millones de euros, creando una auténtica revolución en el sector de la alimentación. Junto con la alimentación, los sectores que actualmente crecen para el comercio electrónico son:

  • Hogar y mobiliario.

    El uso de la realidad aumentada y el desarrollo de aplicaciones han permitido al usuario experimentar virtualmente con los muebles y accesorios de decoración de sus propiedades incluso antes de la compra, generando un crecimiento en el sector del +29%.
  • Centros comerciales.

    La tendencia de los centros comerciales online, dictada por los grandes actores internacionales, alcanza un crecimiento del +39% y una cuota de alrededor del 14,5% en la facturación.
  • Moda.

    El sector de la moda está registrando un fuerte aumento, tanto en términos de crecimiento de la clientela como de la facturación global; de hecho, se estima una tasa de crecimiento del +21%. En particular, los italianos tienen una fuerte propensión a utilizar portales multimarca especializados: los canales de información digital determinan cada vez más la elección, desde el sitio web oficial del fabricante hasta los listados de productos de comercio electrónico.
  • Turismo.

    El creciente uso de los teléfonos inteligentes ha generado un aumento del turismo en línea: en Europa, el 47% de las búsquedas relacionadas con el sector de los viajes se realizan desde un dispositivo móvil y más del 70% de los viajeros utilizan sus teléfonos móviles mientras viajan para buscar alojamiento, monumentos, lugares y puntos de interés.

Esta expansión online también afecta al sector del cuidado personal y a la automatización del hogar, y para la venta de servicios, especialmente en el sector de los seguros, aumentan paulatinamente, aunque este incremento se produzca a un ritmo más lento.

Cómo aprovechar el crecimiento de la venta online de ciertos sectores

Centrarse en el online es la solución adoptada por las empresas para aumentar la visibilidad en la web: la omnicanalidad es la tendencia a seguir para poder aumentar las ventas, favoreciendo la integración del comercio electrónico con las tiendas físicas.
A través de Internet, el consumidor se informa, compara precios y decide si ejecuta sus compras en tienda o a través de la web: por lo tanto, la integración entre los canales de venta, independientemente del sector y del tipo de producto, asume una importancia fundamental para cualquier tipo de empresa. Esto es especialmente cierto para las actividades que operan en el mundo industrial, donde es necesario revisar la distribución entre mayoristas, agentes y vendedores.

Los que tienen tiendas en la calle tendrán que optimizar su estrategia de ventas conectando e integrando la web con el mundo físico, en particular favoreciendo las compras desde los smartphones. La tendencia digital afecta cada vez más a Occidente, donde el desarrollo tecnológico avanza exponencialmente siguiendo el modelo de países como China e India: se trata de una nueva forma de enfocar la vida social que sitúa el smartphone en el centro del estilo de vida y contribuye a reducir cada vez más la distinción entre Negocios enfocados a consumidores (B2C) y Negocios que venden a otras empresas (B2B).

Hoy en día, la compra de productos y servicios profesionales requiere inmediatez y rapidez: el consumidor está preparado, pero las pequeñas y medianas empresas pueden tener dificultades para ofrecer lo que los usuarios requieren. En este sentido, es necesario acelerar la personalización de los servicios y ofrecer soluciones a medida que simplifiquen el proceso de compra en línea y permitan a los clientes recibir sus pedidos con mayor facilidad y rapidez.

La atención al cliente y los embalajes sostenibles y fácilmente reciclables se convierten en elementos esenciales para facilitar la relación entre las empresas y el cliente final: el comercio electrónico acorta cada vez más la distancia entre la información y la compra, favoreciendo el clic final para la adquisición de los productos. Las soluciones MBE per e-commerce están diseñadas para apoyar a las pequeñas y medianas empresas durante el proceso de crecimiento: sea cual sea su sector, le ayudamos a dar a su negocio una ventaja, desde la creación del escaparate digital hasta la gestión de los envíos y los pedidos recibidos. Póngase en contacto con nosotros para encontrar la solución que mejor se adapte a sus necesidades.
Recibe nuestra Newsletter
Artículos similares
Últimos artículos similares E-commerce


MBE SPAIN 2000 S.L.. • Gran Via de les Corts Catalanes, 129-131 planta12 • 08014 Barcelona • Tel. +34 933 624 730 • Fax +34 933 624 731• blog@mbe.es
Los Centros MBE son gestionados por franquiciados, emprendedores independientes, que operan bajo la marca MBE por un contrato de franquicia. Mail Boxes Etc. desempeña a través de su Red de negocios en franquicia, servicios de soporte a las empresas y particulares. Los principales servicios que ofrecemos son de logística y envíos, llevados a cabo gracias a los acuerdos de los que se benefician los franquiciados firmados por MBE con las principales empresas de mensajería nacionales e internacionales, y de diseño e impresión realizados bien sea directamente como a través de acuerdos con grandes centros reprográficos. La promoción de los servicios MBE a empresas y particulares se produce gracias a la actividad comercial desarrollada por el franquiciado MBE tanto en el interior como en el exterior del punto de venta (farming), específicamente, esta última, representa obligación contractual a cargo de cada franquiciado. Mail Boxes Etc. y MBE son marcas registradas y utilizadas por concesión de MBE Worldwide S.p.A. (todos los derechos son reservados). No todos los servicios y productos ofrecidos por MBE están disponibles en cada punto de venta. El material disponible en esta web, la información y datos contenidos en la misma no pueden ser copiados, distribuidos, modificados, republicados, reproducidos, descargados o transmitidos a terceros por cualquier medio, sin el consentimiento previo por escrito de MBE Spain 2000, SL. No aceptamos ninguna responsabilidad con respecto a la utilización del material, información y/o datos no autorizados, contenidos en este sitio web.